Perro de Agua Español de Canquercus - Criadores y Cachorros de Perro de Agua - Criadores Akita Americano, Shiba Inu, Perro de Agua de Canquercus

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Perro de Agua Español de Canquercus - Criadores y Cachorros de Perro de Agua


Visita P´Alamo de Canquecus
Visita Bosco de Canquercus
Visita Atila de Canquercus

Palamo de Canquercus, "Alamo"

Bosco de Canquercus

Impresionante de Canquercus

Visita Pepa de Canquercus, "Pepa"
Visita Z-Alfa del Rabadan, "Alfa"
Grazalema de Canquercus

CH. Pepa de Canquercus

CHJ. Z-Alfa del Rabadan, "Alfa"

 
 
Doñana de Canquercus
 
 

CHj. Doñana de Canquercus

 
 
 
 
 

Socios de la Asociación Española del Perro de Agua Español.

HISTORIA DEL PERRO DE AGUA ESPAÑOL


España siempre ha sido un país con una importante tradición ganadera, especialmente en el sector ovino transhumante. El perro de agua español y el mastín han sido dos grandes razas de perros autóctonos que han aportado mucha utilidad en el sector ganadero.

En lo que al "Turco Andaluz" nos referimos, su desarrollo y evolución han estado directamente condicionados por las situaciones politicas y económicas de los sectores agrícolas, forestales y ganaderos del país.

Entre 1933 y 1960 nuestra cabaña ganadera, y por consiguiente, la de perros de agua en labores de pastoreo, menguó considerablemente debido a varios motivos:

1º Tras la Guerra Civil, se protegió el cultivo del trigo, mediante un precio remumerador; la expansión de este cereal, en buena parte se hizo a consta de roturaciones de pastos.

2º La proyección dispensada a los cultivos del algodón, remolacha y tabaco también redujeron la cabaña de especies forrajeras en las zonas de regadío.

3º La adquisición de antiguos pastizales por el Patrimonio Forestal del Estado para su repoblación, implicó una fuerte reducción del área de pastoreo.

4º Los hechos enumerados en los tres anteriores puntos, unidos a las restricciones a la importación encarecieron los piensos y los pastos naturales, por ello el ganadero no pudo mostrar un excesivo interés en aumentar su cabaña.

5º La progresiva mecanización de los trabajos agrícolas como causa de la reducción del censo de ganado de labor.

Con esta situación poco alentadora en la ganadería española, entramos en la segunda mitad del siglo XX donde se produce un estancamiento en el censo del ganado bovino, que evoluciona hacia una fuerte especialización en el sector lechero. El ganado ovino, distribuido por el territorio nacional con densidad inversamente proporcional a la población humana, predominaba y presentaba zonas de máxima concentración en Extremadura, Andalucía Occidental, La Mancha, Aragón y Castilla la Vieja.

El perro de agua español o turco andaluz, muy vinculado al ganado caprino, quedó practicamente reducido a Extremadura, Andalucía y Murcia. La acción erosiva de la cabra, y la frecuente presencia en la leche de los gérmenes de la fiebre de Malta hizo este tipo de ganado estuviera mal visto politicamente, planteándose en su momento la total supresión del territorio nacional.

Actualmente se estima una población de unos 50.000 ejemplares de perros de agua en la España rural.


TEMPERAMENTO DEL PERRO DE AGUA ESPAÑOL

El perro de agua es fiel, obediente, alegre, laborioso, valientes, equilibrado y muy pacífico pero no olvida si alguien le es hostil a él o a los suyos, pues tiene muy desarrollado  el sentido familiar. Le encanta jugar, que le acaricien, que su amo le hable. Le gusta la compañía de otras mascotas y cuidar y jugar con los niños. Tienen gran capacidad de aprendizaje por su extraordinario entendimiento, y se amolda facilmente  a diferentes situaciones y temperamentos.

CUIDADOS DEL PERRO DE AGUA ESPAÑOL

Cualquier cachorro de perro de agua español debe ser pelado entre los tres y cuatro meses de edad sea donde sea, norte o sur. El siguiente pelado se hará al año, es decir, a los 15 ó 16 meses del animal. Y así hasta conseguir como norma un pelado anual en primavera.
No son nada sofisticados con la comida. Puede vivir 18 años sin problemas y con pocas visitas al veterinario, pues es una raza muy sufrida. El cariño es su principal demanda y lo devolverá a "patas llenas". Necesita ejercitarse moderadamente.
¿Cómo se pela? Preferiblemente con máquina eléctrica por todas partes a la misma longitud y nunca rapando más de la cuenta, es decir, dejar siempre un centímetro de pelo para evitar que la piel se queme con la radiación solar. Hay que recordar que el manto en el perro es un abrigo protector, que siempre necesita, aunque sea corto.
Los pastores están continuamente pelando la cara de sus perros (desde la frente a la nariz), dicen que para facilitarles la visión y evitar que se le queden pegados restos de comida alrededor de la boca. Lo mismo hacen con las manos y pies evitando que las terribles espigas se metan entre los dedos y se incrusten en la piel produciendo heridas muy dolorosas.



ESTANDAR DEL PERRO DE AGUA ESPAÑOL

CABEZA: Fuerte, de porte elegante.
Cráneo: Plano con cresta occipital poco marcada. Los ejes del cráneo y del hocico son paralelos.
Depresión naso-frontal (Stop): Suave y poco acentuada.
REGIÓN FACIAL: Caña nasal de perfil rectilíneo.
Trufa: Nariz con orificios nasales bien definidos. La trufa pigmentada en el mismo color o más fuerte que el tono más oscuro de la capa.
Labios: Recogidos; comisura labial bien definida.
Dientes: Bien formados, blancos y colmillos desarrollados.
Ojos: Ligeramente oblicuos, de mirada muy expresiva; iris de color avellana hasta color castaño, siendo deseable una tonalidad que se acorde con la capa; conjuntiva ocular no aparente.
Orejas: Inserción media, triangulares y caídas.
CUELLO: Corto, musculoso y sin papada. Bien insertado en las espaldas.
CUERPO: Robusto.
Línea superior: Recta.
Cruz: Poco pronunciada.
Espalda: Recta y fuerte.
Grupa: Suavemente inclinada.
Pecho: Ancho, profundo. Costillar bien arqueado; perímetro torácico amplio que denota una gran capacidad respiratoria.
Línea inferior: Vientre ligeramente recogido.
COLA: Inserción media. La cola debe amputarse de la segunda a la cuarta vértebra. Existen ejemplares braquiuros.
MIEMBROS ANTERIORES : Sólidos y de aplomos correctos.
Hombros: Musculosos y oblicuos.
Brazo: Poderoso.
Codos: Bien pegados al pecho y paralelos.
Antebrazo: Recto y fuerte.
Carpo y metacarpo: Rectos. Siendo más bien cortos.
Pies delanteros: Redondeados, con dedos bien unidos; uñas con distintas tonalidades; almohadillas consistentes.
MIEMBROS POSTERIORES : Perfectamente aplomados, con angulaciones traseras no excesivamente pronunciadas y músculos capaces de imprimir al cuerpo impulso brusco en la carrera y saltos fáciles y elegantes.
Muslo: Largo y musculoso.
Pierna: Bien desarrollada.
Corvejón: Bien descendido.
Metatarso: Corto, seco y perpendicular al suelo.
Pies traseros: Con las mismas características que los anteriores.
MOVIMIENTO: La andadura preferida es el trote.
PIEL: Flexible, fina y bien adherida al cuerpo. Puede ser pigmentada en castaño, en negro o sin pigmento, de acuerdo con el tono de su capa, al igual que todas las mucosas.
PELO : Siempre rizado y de consistencia lanoso. Rizado cuando es corto, hasta formar cordeles cuando es largo. Se admitirán los ejemplares esquilados, debiendo ser este completo y uniforme y bajo ningún concepto se admitirán los esquilados «  estéticos ». El largo máximo recomendado para las exposiciones es 12 cm. (15 cm. extendiendo los rizos) y el mínimo es 3 cm., para poder apreciar la cualidad de los rizos. Los cachorros nacen siempre con pelo rizado.
COLOR:
· Unicolores: Blanco, negro y marrón en sus diferentes tonalidades.
· Bicolores: Blanco y negro o blanco y marrón, en sus diferentes tonalidades.
. Los tricolores, los negros y fuego y los avellana y fuego no están admitidos.
TAMAÑO Y PESO:
La altura a la cruz debe de ser en los machos de 44-50 cm. y en las hembras de 40-46 cm.
En ambos sexos una variación máxima de 2 cm. está admitida por tanto que el perro presente proporciones generales compatibles con su altura a la cruz.
Peso: Machos: 18 - 22 Kg. y Hembras: 14 - 18 Kg.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal